lunes, 14 de septiembre de 2009

Conversos



Tan pronto el Verbo se hizo carne, aquellos caníbales fueron sacudidos por una fuerza superior, cimbrados hasta el tuétano dieron fe del portento y ofrendaron su cuerpo como templo a tan apetitoso milagro. JLV

2 comentarios:

jota pe dijo...

-- y luego cuando dios se hizo hombre lo crucificamos para no olvidar el alfabeto, jojojo!

JLVasconcelos dijo...

Gran JP:
Ya sabes la clase de arácnidos que somos, además memoriosamente telarañientos.
Saludos y gracias.