miércoles, 20 de mayo de 2009

Última pregunta


—¿Nuestra vida transcurre dentro de una pecera?, inquirió tristemente Jonás a la ballena, tan sólo un segundo antes de que los dientes de ésta trituraran su cuerpo.
—Puede ser, respondió con pesar el cetáceo; los restos de Jonás ya se mezclaban entre los ácidos gástricos que burbujeaban sobre el cráter de aquel volcán a punto de hacer erupción. JLV

4 comentarios:

jota pe dijo...

-- pobre ballena, le dio indigestion el mentado jonas, jojojo! gracias maestro JL

JLVasconcelos dijo...

Hola JP:
Sí, estaba algo condimentado, juas.
Saludos.

Dragon de Azucar dijo...

Mirá que ponerse a filosofar cuando te estanpor masticar... que molesto resultó Jonás...

Saludos

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Cosas que se les ocurren a algunos.
Salutes.