miércoles, 11 de marzo de 2009

Ésa última moneda


a.
Los hombres sudan recuerdos
Arrullan rostros alas y persianas
Ecos de bares lejanos arrastran sus pasos
Las miradas desovan parpadeos
Nada ha cambiado

b.
El sol hace acto de presencia
Las aves secan tonadas en los cables
Templos duermen oraciones
Mis manos dan sus primeros pasos
Podan cabezas entre orejas
Zurcen miradas con saliva
Patean lenguas que no ven lo que dicen

c.
Mi vecina tiende su trasero en el patio
Camina con los pies en la tierra
Tiembla todo a su paso
Mis testículos flotan entre ropa recién lavada

d.
Respiro entre mis manos
De tarde en tarde
Las nubes acechan
Dejan caer su llanto en las ventanas
Aún huelo a cadáver

e.
Hartos ya de su sombra
Los murmullos se mecen
Juegan a caminar sobre mi espalda
Estiran tardes flojas

f.
En esta tarde de piel gris y escamosa
El frío tirita bajo cero y si el cero es la nada
Y si de ahí venimos pues borraré mis ojos
Piso en el muro la sombra de mi sombra
Y escupo
Sólo escupo lupas
Porque no hay más nada qué hacer

g.
El cielo no usa vestido azul
El sol quiere pintarse rayitos en la noche
Las aves ahogan sus plumas y reman entre nubes
Qué más puede pasar en una tarde
que no cree ya en sí misma

h.
Los cuadernos están en blanco
Y las grafías se dispersan en semillas
No sé qué persigo
Si el tiempo pierde la línea
Ballena que muere gordamente a mis pies

i.
No sé si es demasiado tarde
Ni si esta tarde es demasiado
No sé demasiado de las tardes
Tardé demasiado
No sé

j.
Ya es de noche
Y las sombras juegan a todo lo que dan
Porque en esencia una sombra de noche
No es lo mismo que una sopa de letras
Ni un caldo de ala de tiburón sabe igual que una doncella al mojo de ajo

k.
Es de noche y camino
Avanzó hacia un palabra lejana
Hacia el agua
del fuego que conversa

l.
No puedo contar conmigo
Ni contigo
Allá voy

m.
Con el corazón vacío
Los sentimientos caen a pedazos
No tengo tiempo de alzarlos
Ya para qué

n.
Si en estos tiempos al ojo del amo
Le salen huracanes entre los pastizales
Voy hacia allá porque no tengo más a dónde ir
Porque las puertas gruñen
Enseñan los dientes a viajeros

o.
Picaré el ojo de la luna
Y todo se cubrirá de blanco
Hasta mis sueños húmedos
Esos que no logro recordar por las mañanas

p.
Mira la palma de mi mano
Sucia y gastada de promesas
Aquí escribieron mi destino
Todo está confuso
Nadie podrá leerlo más

q.
Y a todo esto me voy quedando solo
Ya ni el espejo me refleja
Tomaré del polvo lo que me corresponda
Apretaré mi cinturón
Indagaré en las grietas
Tal vez ahí y sólo ahí
El silencio me escuche plenamente.

r.
Miramos caer la tarde. Si en el cero está escrito que nada es un momento y que la otredad nos espera con los brazos abiertos entonces lijemos nuestros rostros, hasta dejarlos suaves y blancos.

s.
La esperanza. La tuve guardada en el bolsillo pero mi madre no tenía para darnos de cenar y así que le obsequié esa última moneda.

t.
Aquí estamos de nuevo
Entre gritos y gente protestando en las calles
El mundo es angosto e impropio
¡Dios salve a las hormigas!

u.
Sembré un arcoiris hace tiempo.
Lentamente igual que cae un hombre sin honor
Frente a un ejército de mentiras.

v.
Nada más qué hacer.
Una angustia muerde mi ojo de polvo.
La gran mano limpia el cielo azul y borronea no sé qué
Creo que son aves

w.
Nada ha cambiado
Las miradas desovan hombres
Arrullan rostros alas
Ecos arrastran pasos parpadeos
Persianas sudan recuerdos

x.
Amanece en mis uñas
Nunca es tarde para mutilar pestañas
Y perderse en la noche

y.
Ya es hora de amar a esta mujer de paja
Debo peinarle y maquillarle
Embellecerla hasta que se envilezca
Encenderé la hoguera

z.
Limpio mi rastro de hojarasca
Murmullos brincan sapos agitados

Soy este hueso sediento entre la arena

3 comentarios:

jota pe dijo...

-- maestro JL, en el abecedario de sus letras se respira tan bien que uno quisiera que la vida fuera asi, una moneda valerosa, gracias

MVZGonzalez dijo...

De la A a la Z quedé confundido...
De la A a la Z quedé sobajado...
De la A a la Z quedé flotando entre las dudas de mi inconsiente...

JLVasconcelos dijo...

Master JP:
Agradezco tus palabras; además, al aire lanzamos monedas continuamente, valerosa o no manera, al aire.
Salutes.
----

MVZ:
Hay inconscientes que flotan sobajados y confundidos en los mares de la impronta colectiva, pendientes los ojos de aquel faro, de aquél...
Saludos y gracias.