viernes, 27 de febrero de 2009

Brazo justiciero


Ésa mañana San Zíbar arremetió en contra de lo incrédulos. Golpeó a cientos y ultimó a una decena. San Dios lo veía acometer a los infieles con bravura digna de sarraceno.
“Es mi brazo justiciero, lástima que sea tan crédulo”, pensó, mientras admiraba su buena percha frente al espejo. Recordó que aún tenía mucho por hacer, pero antes se ejercitaría en las artes de la levitación y decidió caminar sobre las aguas sus 20 minutos reglamentarios, para no perder la forma. JLV

5 comentarios:

MVZGonzalez dijo...

Haaaaa ese DIOS que todo lo ve...
Nunca descansa.
Es un placer descubrir que en solo tres palabras está la felicidad del día. Gracias JLV

jota pe dijo...

maextro Jota Ele, ya sabia que habia algun truco, por eso no le he ganado ninguna batalla a ese santo, desde ahora practicare buceo 40 minutos diarios, gracias por el tip!

JLVasconcelos dijo...

MVZ:
Labura sin parar. Bienaventurados los que creen.
Saludos y gracias.

---

Master JP:
Disciplina, confianza y buceo, fundamentales para vencer.
Saludtes.

Dragon de Azucar dijo...

¡Dios no se permita perder la forma!

Saludos

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Correcto. Dado que la forma es fondo Dios debe mantenerse al punto.
Saludos.