lunes, 23 de febrero de 2009

De naufragios


Para nadie es un secreto que cuando una embarcación se va a pique, las ratas toman la delantera para abandonarla; por esa razón, los gatos hidráulicos siempre son los primeros en llegar a todos los naufragios. JLV

6 comentarios:

jota pe dijo...

-- maestro JL: ninios y mujeres primero, el capitan Vasconcelos tiene la nave bajo control, la aventura literaria sigue, gracias por rescatarnos!

JLVasconcelos dijo...

Master JP:
Una lluviecilla, mi buen. A veces sequía, ya sabes.
Agradezco encarecidamente el ánimo que me das.
Salutes.

Isabela dijo...

¿Y no sería mejor que los gatos hidráulicos llegaran primero a levantar la embarcación?

Sí que son mala leche los canijos, y bien pesados, sólo tienen en mente el banquete de ratitas marinadas en sal, que se van a dar.

Javi dijo...

Hola Jose:
Los buenos blogs acaban encontrándose. De una u otra forma, siempre ocurre. Gracias a tu comentario en el Parque, acabé llegando al tuyo. Pero... sorpresa. Yo ya había estado aquí antes de perder mi lista de favoritos por una reinstalación de Firefox. La gota roja te delata.
Así que siempre a lo bueno se llega, y si hace falta dos veces.
Enhorabuena por todo tu trabajo.

Dragon de Azucar dijo...

Y ni que hablar de la velocidad que desarrollan ciertos políticos de cartón para huir cuando la torta se da vuelta...

JLVasconcelos dijo...

Isabela:
Sí, toda la razón tienes. Los mininos hidráulicos son gandallones, felinos al fin. Precisas tus anotaciones.Gracias por leer y comentar.

---

Javi:
Sí, yo tuve una impresión similar cuando llegué al Parque, un dèjavù de ésos de los que dejan una certidumbre de gozo, de estar con camaradas. Enhorabuena también para ti. Saludos, abrazo y nos leemos.

----

Mi Gran D:
Sí. Tu comentario me recordó a los paisajes efímeros en jornadas electorales que tan bien describe el Gran Gabo, ¿los recuerdas?
Nos seguimos.