jueves, 19 de febrero de 2009

De logros


Peritos magistrales en la reducción de cabezas, los pigmeos amazónicos ya tienen otra cosa de que enorgullecerse: ayer, su escritor más laureado se adjudicó el premio mayor en microrrelato brevísimo. JLV

3 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

¡Bravo!

Isabela dijo...

¿Sabes quienes también son reducidores, aunque no de cabezas ni textos, sino de amígdalas?

Los médicos homeópatas, que las vuelven chiquitas chiquitas como para no llamar infecciones. E igual que tus pigmeos amazónicos, lo hacen con hierbas.

JLVasconcelos dijo...

D:
Hola Dragón, muchas gracias por el ¡bravo!
Saludos muchos.

Isabela:
No sabía eso de los homeópatas, lo tendré presente en caso de enfermedad gargantil.
Saludos y gracias por comentar.