jueves, 27 de noviembre de 2008

Renuncia


—Recuerda. La intriga es esa picadura de serpiente capaz de devolverte al mundo que jamás debe abandonarse por una rosa, —puntualizó Maquiavelo—. Se despidió amablemente y luego firmó su renuncia irrevocable como consejero áulico del Principito. JLV

3 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Se te escapó una ',' en lugar de una 'm'

Sabía que Maquiavelo no soportaría mucho al insoportable infante.

Saludos

JLVasconcelos dijo...

D:
Así es. Nicolás tenía cosas más urgentes que hacer.
Salud.

Dragon de Azucar dijo...

No voy a preguntar qué tenía que hacer, me basta con saber que encontró con qué entretenerse.

Saludos