viernes, 7 de noviembre de 2008

Graffitero



"La eternidad es la madre de todos los vicios", rezaba la leyenda recién pintada sobre el muro. Más allá, el Judío Errante —brocha en mano— se alistaba para continuar con sus pintas nocturnas. JLV

2 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Si lo sabrá él, es el úncio indicado para hablar del tema.

Saludos

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Sí, conoce el tema.
Saludos.