viernes, 19 de septiembre de 2008

Sarnasius soñador clase premier


Sarnasius duerme a cerebelo suelto
del camastro brotan los matanceros
con reses partidas a la mitad
cartografías hemáticas sobre la espalda

Sarnasius va desde esas ruinas zapotecas
hasta el barrio de los resentidos
donde los armeros venidos a menos
se dedican a fabricar bisagras de silencio

Sarnasius compra dos cucuruchos
de catáfilas, agradece al guisante
y quema los tributos a cambio
de sufragios o presagios,
según el nivel del sueño
que haya logrado olvidar

En dirección opuesta brota un pequeño tallo
Sarnasius patea un paté de cerdo
regurgita como huevo en el hervor
y saluda deslumbrantes presagios

Al madurar, la sarnásica ensoñación
flota longitudinalmente en ese lago
donde las cariátides aplauden a rabiar
y el frontispicio de la vieja ex hacienda
deja caer sendas lágrimas
sobre su muela que tararea la vieja canción

Sarnasius desde el palco del teatro
observa cotiledones arar en las crujías
plántulas mohosas en los muros bifrontes
rayos de luna bulímicamente
languidecen entre los barrotes

Casi amanece en la trompa de Falopio
y los animales se transforman en frutos
las comarcas de Asia meridional
trepan como armaduras la enredadera
escamosa que nace de su oreja

Sarnasius abre un ojo
la mayonesa danza para él
la sangre de la arena
con odaliscas, chirimías y gendarmúfulas
y al ritmo de la páprika húngara decide despertar

Se levanta del camastro balsámico
sus huesos crujen prometeicamente
sorbe el ojo que danza entre el vaso de vino
su labios lanzan un argamasa intersticial
al piso, como a las concubinas, piensa
sólo se les escupe una vez

El día es azul y las macetas rojas
Sarnasius avanza con bombín en mano
quizá hoy será perfecto cuadrilátero
negociante babilonio con perros de luz
o un agrimensor de adobe sin camino. JLV

2 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Salvando las distancias (¿?), casi que parece una poesía medieval.

Saludos

JLVasconcelos dijo...

Pues ahora que lo menciona, tal vez sí.
Al medioevo lo que es del medioevo y a Evo lo que es de Evo.

Saludos y gracias por comentar, amigo Dragón.