lunes, 24 de agosto de 2009

Causas de muerte


Midas yacía sobre la plancha del quirófano. El galeno, tras concluir la necropsia, dijo a los deudos: Una de dos, o falleció debido a las pepitas áureas que atestaban sus riñones o fue un infarto, los corazones de oro no duran para siempre. JLV

3 comentarios:

Fatima M. dijo...

woow que lindo, la verdad es que esos corazones duran poco y ya no hay muchos al parecer tu tienes uno.

JLVasconcelos dijo...

Hola Fátima:
Gracias por tu comentario, y muy amable por visitar este blogcito.
Saludos.

La pelusa lusa dijo...

sublime...! awww me encantó.!