viernes, 1 de mayo de 2009

De pandemias



Entre nubes cansadas
y atenores de dudas tornasoles
el ojo lava a mano su pasado y
aromatiza píloro un dejavú azulado.

Esclerótica duerme sobre un sobre sobrado
pese a las advertencias de don Fémur
valedor irredento de ataraxias.

¡Bah!, minucias solamente,
dijeran las Meninas de cejas uterinas
en su filosofal depilación de axilas.

Desde tu nuez mi sonrisa saluda
coquetea dulce Esclerótica a Fémur
estremecido en su furor de estatua.

De quién fue la brillante ocurrencia
de agraviar a los cerdos con influenzas
o de injuriar a las aves y sus fiebres…
ni Dios mismo lo sabe.

Esclerótica, de infeliz cubrebocas,
escupe, echa pestes y lanza tangas
a pandemias, a virus y troyanos. JLV

4 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Los troyanos tienen la culpa de todos los males de la humanidad

Saludos

jota pe dijo...

-- la Organizacion Internacional por las Necesidades de los Cerdos! (OINC!, por sus siglas en espaniol), agradece al maestro Vasconcelos su defensa del gremio en estos tiempos tan cochinos, ese apoyo si se ve! Atte. Sr. JP, secretario adjunto de dicho organismo

Danilo Gatti dijo...

El peor mal de la humanidad... los humanos!
epoca de pandemias fantasmas...
saludos





p.d: me gusta la eleccion de imagenes epicas y miticas de este blog

JLVasconcelos dijo...

Hola D:
Toda la razón tienes. Entre tirios y troyanos, lo últimos son más dañosos.
Saludos y gracias por comentar.
----

Hola JP:
Vya cargo nobiliario que ostenta su Ilustrísima. hasta la influenza siempre, he dicho.
Salutes
-----
Hola Danilo:
Y mira que lo dices atinadamente. Cuando veas uno, emplea un cubrebocas.
Saludos.