domingo, 1 de febrero de 2009

Complejos


Desde la cúspide, ambos veían con orgullo sus enormes complejos.
—Cómo hemos crecido, dijo él.
—Tú, mucho más, respondió ella.
—Exageras; vamos a la par. Qué te parece un brindis.
—Brindo por ti, Edipo.
—A tu salud, Elektra. JLV

4 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

En realidad Freud nunca dijo que el complejo de edipo femenino se denominara complejo de electra, es un invento de lospsicologos de poca monta, los que sólo len algunas cosas y no todo, hacen una lectura cesgada de la realidad, como todo latinoamericano.

Saludos

Chepsy dijo...

Hola JLV, Mandra para los viejos amigos (y amigas). Estuve incursionando por tu blog porque salió el enlace en Marina de Ficticia. Ya te comentaré alguno, puse una frasecilla mínima por ahí abajo.
Me alegra ver que estás en activo. Yo también, aunque me toca, en esta etapa, escribir de mis temas de arquitectura y eso quita energía para los cuentos que salen más espaciados.
Un abrazo
Miriam

JLVasconcelos dijo...

Hola D.
Razón tienes de más y harto complejo lo que señalas.
Ahondaré en ello.
Atingencia, sí, atingencia.
Saludos.

JLVasconcelos dijo...

Hola Miry:
Qué gusto de volverte a ver, saludarte y saber que estás bien...
Gracias por tu presencia, palabras y esencia.

Abrazo fuerte.