martes, 9 de diciembre de 2008

Andariegos


El jadeante peregrino hizo un alto en el camino y miró hacia atrás.
—Resiste —dijo el Judío Errante— un día acabará todo.
—No te preocupes —respondió la sombra desfalleciente— te seguiré toda la vida. JLV

3 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

La eternidad sucederá y, un día después, la sombra se despedirá.

¡Saludos!

JLVasconcelos dijo...

D:
Que bien quedò ese comentario. Creativamente enriquecedor. Linda metáfora lograste.

Saludos.

Dragon de Azucar dijo...

Gracias, ese día esta inspirado.

Saludos